El diseño en panal de HESACORE crea una mayor superficie de contacto entre la mano y el puño. Como consecuencia, el jugador sujeta la pala con menos esfuerzo y contrae menos los dedos, puesto que ésta ya no se resbala de su mano. Relaja los músculos de la mano, de la muñeca y del antebrazo, lo que les permite beneficiarse de un swing más fluido y armonioso.

Leer más...