Pádel Extremeño
Tipografía

Este convenio, hoy renovado, se enmarca en las acciones que Caja Rural de Extremadura realiza, a través de su Fondo de Educación y Promoción, con el objetivo de fomentar la práctica deportiva, tanto entre los más jóvenes, por su carácter lúdico y educativo, como entre los mayores, como actividad que beneficia a la salud.

Caja Rural de Extremadura ha renovado el convenio que mantiene desde hace varios años con la Federación Extremeña de Pádel (Fexpadel) para colaborar en acciones de promoción y difusión de la práctica de este deporte, cada vez más extendido entre la población extremeña.

El acuerdo ha sido suscrito por el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, y el presidente de la Federación Extremeña de Pádel, Ramón Morcillo, en presencia del director general de la Caja, José María Portillo.

Una de las principales acciones de esta colaboración será el mantenimiento del apoyo a las Escuelas de Pádel Adaptado de la región, en línea con el objetivo de Caja Rural de Extremadura de contribuir a la formación integral de las personas.

Estas escuelas, que se pusieron en marcha en 2015, están dirigidas a personas que tengan algún tipo de discapacidad, independientemente de su edad, con el fin de darles la oportunidad de aprender y practicar este deporte, derribando barreras y abriendo camino a una oferta deportiva de calidad. Los participantes forman grupos de entre cuatro y seis alumnos, según sus características físicas y psicológicas, y reciben dos horas semanales de clases.

En la temporada que acaba de finalizar se han alcanzado las seis escuelas en funcionamiento, ubicadas en Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Almendralejo y Calamonte, en las que han participado más de 130 alumnos.