Pádel Extremeño
Tipografía

IUSPORT, portal dedicado a la difusión del derecho deportivo publica en su edición del día 17 de agosto un artículo donde pone a nuestra federación como ejemplo de cumplimiento de la normativa de transparencia.

La Federación Extremeña de Pádel dispone en su página web de un apartado dedicado a dar cumplimiento a la normativa sobre transparencia aplicable a las federaciones deportivas, no solo a las de ámbito nacional sino a las autonómicas siempre que incurran en determinadas circunstancias.

De esta forma,  la entidad federativa enuncia y explica cada uno de los apartados requeridos por la Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. A saber: normativa aplicable, funciones, contratos y convenios suscritos, subvenciones y ayudas públicas recibidas, presupuestos y cuentas anuales y, por último, retribuciones de sus altos cargos.

No debería ser noticia pero lo cierto es que situaciones como la de la territorial de pádel brillan por su ausencia entre las federaciones deportivas extremeñas que cumplen los requisitos para entrar dentro del ámbito de aplicación de la citada ley de transparencia. Entre las entidades obligadas a cumplir con las obligaciones que se derivaban de sus preceptos, además de las administraciones públicas, se encuentran desde la entrada en vigor de los títulos I y II un año después, el 10 de diciembre de 2014, “las entidades privadas que perciban durante el período de un año ayudas o subvenciones públicas en una cuantía superior a 100.000 euros o cuando al menos el 40 % del total de sus ingresos anuales tengan carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros”. Quedan de esa manera obligadas las federaciones deportivas en tanto que son entidades que ejercen potestades administrativas por delegación y que perciben subvenciones o ayudas públicas.

Como señalábamos en el artículo "Federaciones deportivas extremeñas y normativa sobre transparencia", en el caso extremeño, por ejemplo, si nos atuviéramos a su aplicación en el primer supuesto habría varias federaciones que a todas luces deberían publicar la información reseñada bien directamente o bien a través de la Consejería de Educación y Empleo, órgano competente en la materia. Así, el decreto de concesión directa de subvenciones para el desarrollo y organización de los JUDEX y JEDES asignaba subvenciones por importe superior a 100.000 € a las Federaciones Extremeñas de Atletismo, Baloncesto, Balonmano, Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual, Voleibol y Fútbol (ascendiendo en este último caso las ayudas públicas a un importe de 850.000 €). Ello sin entrar en la aplicación del segundo supuesto por desconocer en detalle si el 40 % del total de sus ingresos anuales tienen carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros, aunque a buen seguro, de tener los números sobre el papel, la aplicación de la ley de transparencia estatal se haría extensible a buena parte de las federaciones extremeñas también en este supuesto.

Para “más inri” en el caso concreto de nuestra región, con anterioridad a la aplicación de la norma estatal, entró en vigor la Ley 4/2013, de 21 de mayo, de Gobierno Abierto de Extremadura. Su artículo 2.g señala que “las personas físicas y jurídicas que presten servicios públicos o ejerzan potestades administrativas estarán obligadas a suministrar a la Administración a la que se encuentren vinculadas toda la información necesaria para el cumplimiento por aquella de las obligaciones previstas en esta ley”. Si ponemos en relación este precepto con el artículo 22 de la Ley del Deporte de Extremadura no cabe sino concluir que también las territoriales extremeñas quedarían también subsumidas en el ámbito de aplicación de esta ley. De esta manera, señala la Ley del Deporte de Extremadura de 1995 que las federaciones deportivas extremeñas, a pesar de ser entidades privadas, son entidades de utilidad pública que, además de las atribuciones que le son propias, ejercen por delegación funciones públicas de carácter administrativo actuando como agentes colaboradores de la Administración Pública. A mayor abundamiento estas reciben igualmente importantes subvenciones y ayudas públicas. A modo de ejemplo, el pasado año 2015 fueron asignados 2,7 millones de euros a la territoriales extremeñas para la organización y desarrollo de los JUDEX y JEDES. Por tanto, siguiendo el tenor de la Ley de Gobierno Abierto, las federaciones deportivas de nuestra región, a diferencia de lo que sucede hasta el momento, están obligadas a suministrar la información señalada a la Consejería de Educación y Empleo para que esta cumpla con la finalidad de la ley que no es otra que dar publicidad a la información señalada anteriormente.
Esta obligación es adicional a las que las federaciones vienen cumpliendo en base a la Ley del Deporte de Extremadura, al Decreto que regula su régimen jurídico y a la Ley de Subvenciones de Extremadura. La aplicación de las normas sobre transparencia a las entidades federativas implicaría además que los extremeños pudieran acceder a la información reseñada. En la práctica supondría su incorporación al Portal de Transparencia que ya funciona y en donde hasta el momento, en lo que a deportes se refiere, únicamente aparecen los datos referidos a la Dirección General de Deportes y a la Fundación Jóvenes y Deportes de Extremadura.  

Dadas las leyes existentes en la materia, se hace necesario por parte de las federaciones y de la Junta de Extremadura un cumplimiento efectivo de las mismas. Primero, porque la Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno es una ley de bases que debe ser respetada por las Comunidades Autónomas las cuales deben velar porque las federaciones que se encuentren en los supuestos enumerados legalmente publiquen o proporcionen a los órganos administrativos correspondientes la información contractual, organizativa, institucional y económica para que esta sea de público conocimiento por parte de los ciudadanos. Segundo, porque la Ley 4/2013 de Gobierno Abierto de Extremadura así lo establece en términos aun más laxos. Si se quiere incluso se podría modificar esta norma en el sentido de ceñir esta obligación de publicidad activa a aquellas que reciban como mínimo los citados 100.000 € o tengan al menos un 40% de ingresos de fuente pública -como indica la ley estatal- pues son estos entes federativos los que cuentan con los medios materiales necesarios para llevarla a cabo pues no todas tienen los mismos recursos. En este sentido, la Red de Federaciones Deportivas Extremeñas creada por la Dirección General de Deportes sería un buen foro para dar a conocer a las territoriales que deben cumplir con las exigencias de transparencia.